Mostrando articulos por etiqueta: mujeres con discapacidad

8 de marzo. Día Internacional de la Mujer

MANIFIESTO DEL CERMI

 

Recordando en el Día Internacional de la Mujer los principios universales de no discriminación e igualdad para todas las niñas y mujeres;

Celebrando la designación del Año Europeo para el Desarrollo, en el que la Unión Europea habrá de evaluar el grado de cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y establecer las prioridades para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres con discapacidad en la agenda post 2015;

Considerando la celebración de Beijing+20, el marco político a escala global más amplio jamás concebido para lograr los objetivos de igualdad de género, desarrollo y paz, al cual se comprometieron los líderes del mundo en 12 áreas fundamentales de trabajo durante la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer de Pekín de 1995;

Manifestando que la inclusión de las mujeres y niñas con discapacidad en la revisión Beijing +20 se debe contemplar según las disposiciones tanto de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD), de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW), como de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, recogido en la declaración escrita presentada por el CERMI ante Naciones Unidas en virtud de su estatus consultivo ante ECOSOC;

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) recuerda la consideración expresa de las mujeres y niñas con discapacidad en la Declaración de Beijing, Plataforma de Acción y Declaración de Objetivos, en donde los Estados reconocen que:

Muchas mujeres se enfrentan a barreras para el disfrute de sus derechos humanos y su plena igualdad debido a factores como su discapacidad y pueden encontrarse en situación de desventaja y marginadas por falta de conocimientos generales y por el no reconocimiento de sus derechos humanos, así como por los obstáculos que encuentran para tener acceso a la información y a los mecanismos de recurso en caso de que se violen sus derechos;

Muchas mujeres, como las mujeres con discapacidad, se ven además, particularmente afectadas por desastres ambientales, enfermedades graves e infecciosas y diversas formas de violencia contra la mujer;

Siguen existiendo leyes discriminatorias, así como prácticas tradicionales y consuetudinarias nocivas y estereotipos negativos sobre la mujer y el hombre;

No se reconocen suficientemente los derechos reproductivos de las mujeres y las niñas, que abarcan ciertos derechos humanos definidos en el párrafo 95 de la Plataforma de Acción de Beijing, y existen barreras que impiden su pleno ejercicio de esos derechos. Algunas mujeres y niñas siguen encontrando obstáculos en sus intentos de que se les haga justicia o en el ejercicio de sus derechos humanos, debido a factores tales como la discapacidad;

En el Día Internacional de la Mujer, el CERMI urge a la Unión Europea, al Gobierno de España y a las Comunidades Autónomas a que emprendan exámenes exhaustivos sobre los progresos alcanzados y las dificultades enfrentadas en relación a las niñas y mujeres con discapacidad en la aplicación de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing sobre las siguientes cuestiones:

1.    Promover el objetivo de la igualdad de acceso a la educación tomando medidas para eliminar la discriminación en la educación en todos los niveles por motivos de género, raza, idioma, religión, origen nacional, edad o discapacidad, o cualquier otra forma de discriminación y, según proceda, considerar la posibilidad de establecer procedimientos para dar curso a las reclamaciones.

2.    Con el aumento de la esperanza de vida y el número cada vez mayor de ancianas, la salud de las mujeres de edad avanzada exige una atención particular, mereciendo una atención especial las relaciones entre el envejecimiento y la discapacidad de la mujer.

3.    Concebir y ejecutar, en colaboración con mujeres y organizaciones locales, programas de salud con orientación de género que prevean, servicios de salud descentralizados, presten atención a las necesidades de la mujer durante toda su vida y a sus múltiples funciones y responsabilidades, su limitada disponibilidad de tiempo, las necesidades especiales de la mujer de los medios rurales y la mujer con discapacidad.

4.    Conseguir que las niñas y las mujeres de cualquier edad que tengan discapacidad reciban servicios de apoyo.

5.    Garantizar el acceso de las mujeres con discapacidad a la información y los servicios disponibles en el ámbito de la violencia contra la mujer.

6.    Adoptar medidas especiales para eliminar la violencia contra las mujeres, en particular las especialmente vulnerables, como las mujeres con discapacidad, entre ellas medidas encaminadas a hacer cumplir la legislación vigente.

7.    Aplicar y supervisar programas de empleo equitativo y de acción positiva en los sectores público y privado para superar la discriminación sistémica contra las mujeres en el mercado de trabajo, en particular contra las mujeres con discapacidad, en las esferas de la contratación, la retención y los ascensos, y la formación profesional de las mujeres en todos los sectores.

8.    Asegurar el acceso a los programas especiales que se elaboren para permitir a las mujeres con discapacidad obtener y mantener un puesto de trabajo y asegurar su acceso a la enseñanza y a la formación a todos los niveles adecuados; modificar las condiciones de trabajo, en la medida de lo posible, a fin de adecuarlas a las necesidades de las mujeres con discapacidad, a las que se debe ofrecer protección legal contra la pérdida infundada del puesto de trabajo debido a su discapacidad.

9.    Proporcionar capacitación para ocupar puestos directivos y fomentar la autoestima con el fin de prestar asistencia a las mujeres y a las niñas, especialmente a las que tienen necesidades especiales, a las mujeres con discapacidades y a las mujeres que pertenecen a minorías raciales y étnicas, para que refuercen su autoestima y para alentarlas a ocupar puestos de adopción de decisiones.

10. Perfeccionar los conceptos y métodos de obtención de datos sobre la participación de las mujeres y de los hombres con discapacidad, incluido su acceso a los recursos.

11. Traducir, siempre que sea posible, a los idiomas locales y lenguas propias y en otras formas apropiadas para las personas con discapacidad y las personas poco alfabetizadas y dar publicidad a las leyes y la información relativas a la igualdad de condición y a los derechos humanos de todas las mujeres.

12. Dar publicidad a esa información y divulgarla en formas fáciles de comprender y en otras formas posibles que sean apropiadas para las personas con discapacidad, y para las personas poco alfabetizadas;

13. La niña con discapacidad se enfrenta con otras barreras y es preciso que se le garantice la no discriminación y el disfrute, en condiciones de igualdad, de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales;

14. Favorecer la igualdad en la prestación de los servicios y el suministro de aparatos apropiados a las niñas con discapacidad y proporcionar a sus familias los servicios de apoyo pertinentes, cuando proceda;

15. Garantizar a las niñas con discapacidad el acceso a la educación y la capacitación apropiadas, a fin de que puedan participar plenamente en la sociedad.

EMPODERANDO A LAS MUJERES CON DISCAPACIDAD, EMPODERAMOS A LA HUMANIDAD

8 de marzo de 2015

CERMI

www.cermi.es

www.convenciondiscapacidad.es

 

Publicado en Blog

El Observatorio Estatal de la Discapacidad (OED) ha adoptado su plan de trabajo para el año 2015, ejercicio en el que llevará a cabo 8 estudios sobre distintos aspectos de la realidad social de la discapacidad en España.

Como producto principal, el OED elaborará el denominado Informe Olivenza 2015, estudio general panorámico sobre situación de la población con discapacidad en España, realizado a partir de fuentes de información fundamentalmente legislativas, sociológicas y estadísticas. Dada su particular implicación con la Comunidad Autónoma de Extremadura, el informe abordará de manera específica el estado de la inclusión social de la población con discapacidad en esta región.

Otro de los trabajos en agenda para el año 2015 será el referido a la inclusión social de las mujeres con discapacidad en relación con los varones con discapacidad y en relación con las mujeres sin discapacidad: comparación sistemática.

De igual modo, el OED confeccionará un estudio sobre el estado de situación de la accesibilidad cognitiva en España.

La relación de estudios de dimensión para 2015 estatal concluye con uno dedicado a la reorientación vital y profesional de las personas a las que ha sobrevenido una discapacidad en la edad adulta, es especial respecto de la formación, y otro a la institucionalización de las personas con discapacidad en España.

En cuanto a la dimensión territorial extremeña del OED, los estudios programados versarán sobre el proceso de envejecimiento de las personas con discapacidad en esa región; un retrato de las mujeres y niñas con discapacidad en Extremadura; así como un observatorio sobre la accesibilidad universal en la Comunidad Autónoma de Extremadura.

El OED es un instrumento técnico que la Administración General del Estado, a través del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (Dirección General de Políticas de Apoyo a la Discapacidad y Real Patronato sobre Discapacidad), pone al servicio de las personas con discapacidad y del resto de ciudadanos, las Administraciones Públicas, la Universidad y el Tercer Sector, para la recopilación, sistematización, actualización, generación y difusión de información relacionada con el ámbito de la discapacidad.

La gestión operativa del OED corresponde al Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), por encomienda del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Fuente: Observatorio Estatal de la Discapacidad

Publicado en Blog
Portada del libroLa información más reciente sobre discapacidad en España indica que los niveles de formación, actividad laboral y desempleo de las mujeres con discapacidad son sensiblemente inferiores a los de los varones (ambos a su vez, inferiores a los del resto de la población). Aunque las diferencias en algunos de estos ámbitos tienden a reducirse en comparación con los varones con discapacidad, mujeres y población sin discapacidad general, estas son aún considerables.
En nuestra sociedad persisten por tanto elementos discriminatorios hacia la mujer que afectan extraordinariamente a las mujeres y niñas con discapacidad. De hecho, la discapacidad en sí misma es un fenómeno estrechamente relacionado con la variable de género. La discriminación contra la mujer con discapacidad, además, no ha de ser observada solamente en contraposición con la situación de los varones, sino comparada también en referencia a las mujeres sin discapacidad.
Todas estas razones, agudizadas por la situación de crisis que vive España desde hace años, han aconsejado realizar un análisis pormenorizado sobre la realidad de la pobreza y exclusión social de las mujeres y niñas con discapacidad en nuestro país, de manera específica que arroje resultados que permitan tomar las mejores decisiones políticas para combatir este estado de cosas.
Este informe pretende identificadr las causas de la mayor pobreza y exclusión social que sufren las mujeres y niñas con discapacidad en España, respecto de los varones con discapacidad y también de la población sin discapacidad.
 
Publicado en Documentos
Domingo, 24 de Noviembre de 2013 19:54

La doble discriminación de la mujer sorda.

La Delegada del Gobierno en Navarra, Carmen Alba, y la Concejala del Área de Bienestar Social e Igualdad del Ayuntamiento de Pamplona, Ana Lezcano, han inaugurado las III Jornadas de Mujer Sorda. Durante el acto, han estado acompañadas por Jesús Mª Zapata, presidente de la Asociación de Personas Sordas de Navarra (ASORNA). 
 
Estas jornadas, que organiza la Comisión de Mujer de ASORNA con el apoyo del Área de Bienestar Social e Igualdad del Ayuntamiento de Pamplona, pretenden impulsar la defensa y prevención de las mujeres sordas y visibilizar la realidad de este colectivo especialmente vulnerable debido a la falta de accesibilidad de los servicios y recursos disponibles para las mujeres afectadas por la violencia de género.
 
Especialistas de diversos ámbitos como Agustín Huete (Sociología), Sara Vicente (Derecho), Natalia Cárdenas (Psicología), María Mallén (Fuerzas de Seguridad del Estado), o Kizkitza Velasco (movimiento asociativo sordo), participan en el ciclo de conferencias previsto para estas jornadas, que abordarán temas como el riesgo de exclusión y los factores sociales que acompañan a las mujeres con discapacidad, los recursos legales disponibles ante la discriminación sexual, y la prevención de la violencia de género en el colectivo de mujeres sordas. Asimismo, se organizarán dos talleres prácticos que formarán a las participantes en estrategias de autodefensa psicológica y mejora de autoestima.
 
En las intervenciones se ha podido reflexionar sobre el componente cultural de la discriminación sexista, que se mantiene en el ámbito privado a pesar de los avances en cuestiones de sensibilización social; así como se han expuesto los datos del informe “Pobreza y exclusión social de las mujeres con discapacidad” realizado por el CERMI estatal, que reflejan entre otras cosas cómo la pobreza absoluta es un 40% más alta en mujeres con discapacidad y que dentro de ésta es en la sensorial donde se da mayor discriminación salarial por género. El 23,58% de las personas sordas en Navarra se encuentran en situación de pobreza extrema o relativa, con prevalencia de mujeres sordas.
 
ASORNA es una ONG sin ánimo de lucro cuya misión es fomentar la igualdad de oportunidades de las personas sordas y sus familias a través de la realización y promoción de acciones y programas. Su visión es ser un referente en la sociedad navarra en servicios de calidad para las personas sordas y su entorno, así como en la promoción de la LSE. Fue fundada en 1957 y es la asociación dedicada a discapacidad más antigua de la Comunidad Foral. Entre sus servicios se encuentran el Servicio de Intérpretes de Lengua de Signos, (SILSE), el Servicio de Atención Social, el Proyecto de Enseñanza y Difusión de la LSE, Servicio de Intermediación Laboral para Personas Sordas, Proyecto Integral de Educación para Personas Sordas y Servicio de Ocio y Tiempo Libre. 
 
Pamplona, 23 de noviembre de 2013.
 
Más información:
ASORNA. Trav. Monasterio de Iratxe 2, Pamplona 31011. 
Tel: 948257162; Fax: 948176134, 
E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla  
Web: www.asorna.org 
Facebook: www.facebook.com/asorna.org 
Twitter: www.twitter.com/ASORNA
Publicado en Blog

Con motivo de la conmemoración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las mujeres, el próximo 25 de noviembre, las entidades del movimiento asociativo de la discapacidad quieren hacer visible la ‘invisibilidad’ de las mujeres y niñas con discapacidad, que las hace aún más vulnerbles ante situaciones de violencia de género, y exigen la adopción de medidas encaminadas a erradicar esta desigualdad.

Entidades como la Confederación Estatal de Mujeres con Discapacidad (CEMUDIS) y el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), entre otras, recuerdan a la sociedad, en general, y a los poderes públicos, en particular, que la falta de acceso a los recursos necesarios para reconocer y denunciar una situación de violencia de género generan una especial vulnerabilidad de este colectivo.

El estigma de que se trata de “personas inmaduras, infantiles incapaces de toma de decisiones”, señala CEMUDIS, se llega a traducir en que se puede abusar de ellas y negarles sus derechos con toda impunidad. La discriminación múltiple de la que son objeto hace además que estén mucho más expuestas a la violencia de género, al abuso sexual, al abandono, al maltrato físico y psicológico, a la explotación y a la negación de sus más elementales derechos como seres humanos, apuntan desde el comité.

CERMI pone en esta ocasión una especial atención en las madres con discapacidad, especialmente en aquellas a las que se les amenaza continuamente con la retirada de sus hijos e hijas por sus entornos cercanos, o a las que se les niega su derecho de ser madres y cuidar de éstos. Situación de violencia es aquella también sufrida por las madres que se enfrentan solas a no pocas situaciones de abandono familiar de sus cónyuges ante el nacimiento de niños o niñas con discapacidad, o cuando ellas o sus hijos e hijas la adquieren posteriormente, provocando una discriminación estructural,

Visibilidad y accesibilidad

Ante estas situaciones, el movimiento asociativo considera imprescindible que la perspectiva de la discapacidad se incorpore en todos los proyectos subvencionados con fondos públicos que vayan relacionados con la violencia contra la mujer, así como en las estadísticas relacionadas con esta cuestión. Exigen además la capacitación de las mujeres con discapacidad, así como de familiares, personas del entorno, profesionales y voluntarias que intervengan con el colectivo de la discapacidad en general, para que ellas puedan ejercer sus derechos en igualdad de condiciones en la sociedad.

Campañas accesibles de prevención y sensibilización contra la violencia y accesibilidad en todos los procesos de comunicación relativos a los derechos legales, la asistencia jurídica y los procedimientos judiciales, proporcionándoles servicios de interpretación en lengua de signos o servicios de apoyo a la comunicación, además de toda la documentación requerida en formatos de lectura fácil y en otros formatos alternativos, incluidos el braille.

A los poderes públicos se les demanda también adoptar las medidas de apoyo necesarias para garantizar el pleno ejercicio de la maternidad por las mujeres con discapacidad en concordancia con la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW) y la Convención sobre los Derechos de las personas con Discapacidad (CRPD), tratados de Naciones Unidas ratificados por España en 1984 y en 2007, respectivamente, recuerda CERMI.

Desde el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad, se pide además que sean tenidas en cuenta todas las circunstancias que rodean a la mujer con discapacidad cuando sea tramitado el Anteproyecto de Ley sobre el ejercicio de la corresponsabilidad parental en caso de nulidad, separación y divorcio.

Fuente: OED. Observatorio Estatal de la Discapacidad

Publicado en Blog

Carlos Susías. Presidente de EAPN-ESPrólogo de Carlos Susías Rodado, Presidente de EAPN-ES (European Anti-Poverty Network - Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español).

En unos momentos tan delicados donde las situaciones de pobreza y exclusión social son vistas con una especial sensibilidad social coincidiendo con un proceso de difícil tránsito de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Apoyo a la Dependencia, el CERMI nos presenta el estudio Pobreza y Exclusión Social de las Mujeres con Discapacidad en España, del que es autor el profesor Agustín Huete. Un trabajo serio y bien presentado que nos enfrenta a la relación de pobreza y exclusión con la discapacidad. Pero no solo nos muestra esa relación de consecuencias perversas, sino que nos la muestra con la importante y necesaria perspectiva de género.

Con un lenguaje y línea de presentación didácticos, este trabajo, nos lleva a ver realidades como la pobreza, la exclusión social y la discapacidad desde una óptica que hace transparentemente visible la discriminación de las mujeres en general (y la de las que tienen alguna discapacidad en particular) en una sociedad que en las últimas décadas ha luchado por la igualdad y la no discriminación.

Agustín Huete nos pone ante un espejo que refleja la realidad sin distorsiones. El trabajo que nos presenta es fruto de la experiencia, el esfuerzo y el buen hacer del autor. Y después de conocer el producto final, no puedo por menos que agradecer haber sido invitado a su lectura.

Las organizaciones que trabajamos contra la pobreza y la exclusión social llevamos años sosteniendo que la pobreza unida a cualquier motivo de discriminación actúa como un acelerante para entrar en procesos de exclusión. En el trabajo de Huete que nos presenta el CERMI vemos que esta relación, unida a la visión de género, se hace lacerante. Y tiene que ver con los ámbitos más importantes de la vida de una persona. Ámbitos en los que las personas con discapacidad han de realizar un sobreesfuerzo.

Este estudio nos aporta, no solo la visión de la contraposición entre las situaciones de ser hombre-mujer con discapacidad, sino que por medio de la comparación de estas situaciones con las de los hombres y mujeres de la sociedad en general, hace un retrato de la situación de la sociedad en que vivimos, y pone el foco en elementos que pasan inadvertidos o están invisibilizados.

Y este trabajo no solo expone estas realidades, sino que también presenta respuestas que abundan, especialmente, en la necesidad de actuar desde diferentes frentes. Son necesarias adaptaciones en el Tercer Sector que, en gran medida, están en marcha, pero sobre las que es importante y urgente profundizar. No meramente en el proceso de coordinar y colaborar, sino también en el proceso de compartir las distintas misiones y visiones de nuestras organizaciones compañeras de viaje.

En esta estrategia, la discriminación por género no es una discriminación importante más, es la gran discriminación que “informa” y modula toda discriminación.

La acción contra la discriminación por discapacidad y contra la pobreza y la exclusión social, ha de tener en su frontispicio la cuestión de género. Si no lo hacemos así, es imposible afrontar la realidad y presentar propuestas con equidad.

Y lo más importante, hay un futuro mejor tanto para la sociedad en general como para el ámbito de la discapacidad. Y si hubiese que describir los agentes de ese futuro, uno principal tiene la cara y el tesón de una mujer joven.

Les aconsejo que lean, estudien y apliquen lo que en este trabajo se presenta. ¡Abran los ojos!

Fuente: CERMI SEMANAL

 

Publicado en Blog

Es una de las conclusiones del estudio ‘Pobreza y Exclusión de las mujeres con discapacidad en España’, del sociólogo Agustín Huete, que ha sido promovido por el CERMI y que ha sido presentado hoy en la agencia de noticias Servimedia durante un desayuno informativo.

Al encuentro, moderado por el director general de Servimedia, José Manuel González Huesa, han asistido el autor del estudio Agustín Huete; y la directora ejecutiva del CERMI, Pilar Villarino.

Según el autor del estudio ‘Pobreza y Exclusión social de las mujeres con discapacidad en España’, Agustín Huete, “las mujeres con discapacidad aparecen como un colectivo especialmente afectado por la pobreza extrema, con una tasa que triplica la del resto de la población, al mismo tiempo que es un 40% más alta que la de los varones con discapacidad; y en las mujeres con discapacidad mayores de 60 años, es prácticamente el doble que la de los varones de esa misma edad”.

Así lo ha expuesto hoy en el marco de la presentación del estudio durante un desayuno informativo, al que, moderado por el director general de Servimedia, José Manuel González Huesa, ha asistido la directora ejecutiva del CERMI, Pilar Villarino.

Durante su intervención, Huete y Villarino han coincidido en definir a este estudio como “un paso interesante en la apuesta del CERMI por visibilizar las especiales dificultades que la situación de la discapacidad supone para las mujeres”; al mismo tiempo que la directora ejecutiva del CERMI ha aprovechado para reclamar estudios de cómo afecta la crisis a las mujeres con discapacidad.

El estudio, promovido por el CERMI, destaca que las mujeres con discapacidad se encuentran sometidas a múltiples factores desencadenantes de exclusión social, entre ellos la pobreza económica, el acceso al empleo, prestaciones, estudios, relaciones sociales (un tercio reconoce no tener oportunidades para hacer nuevos amigos y un 15% dice no tener amigos) y recursos de apoyo.

En España residen más de un millón y medio de personas con discapacidad en riesgo de pobreza, de las que casi medio millón se encuentran en situación de pobreza extrema, es decir, reciben ingresos anuales inferiores a 3.900 euros (2008).

En este sentido, Agustín Huete ha apuntado que este riesgo de pobreza afecta por igual a mujeres y varones con discapacidad, pero “de manera mucho más clara que respecto a la población general”. “La mitad de la población con discapacidad se encuentra por debajo del umbral de riesgo de pobreza o pobreza relativa”, ha apuntado.

Asimismo, ha señalado que más de 600.000 personas con discapacidad viven solas en sus hogares y esto, ha incidido, evidencia una “clara” situación de desventaja para las mujeres, ya que “más del 40% de éstas viven en hogares en los que se ingresan menos de 500 euros al mes, es decir, hogares en situación de pobreza”.

Además, también ha alertado que la discriminación por género en cuanto a salarios “es muy evidente” para todas las mujeres, “incluidas las que se encuentran en situación de discapacidad”.

“Las mujeres con discapacidad cobran como término medio salarios ligeramente inferiores a las mujeres sin discapacidad, pero sensiblemente inferiores a los varones”, ha añadido.

Otra de las denuncias que ha expuesto es que las mujeres con discapacidad intelectual “son el grupo más afectado por la escasez de ingresos, oportunidades laborales y acceso a prestaciones” y el “más olvidado”.

Según el estudio, la población con discapacidad en España se encuentra en su mayoría expuesta al riesgo de pobreza cuando carece de actividad laboral, incluso aún contando con prestaciones. “Dos tercios de las mujeres en edad laboral se encuentran en situación inactiva, es decir, fuera del mercado laboral, en un contexto en el que el empleo resulta el principal factor de protección contra la pobreza y la exclusión social”, ha añadido.  Y, en este contexto, ha continuado, “el 47% de las mujeres con discapacidad que no trabajan, carece además de ingresos por prestaciones”.

En materia de educación, el estudio sostiene que, a pesar de que en los niveles educativos de la población con discapacidad persisten diferencias significativas con respecto a la población general, la educación “es un terreno en el que las mujeres con discapacidad están teniendo éxito en cuanto a igualdad de oportunidades, respecto a los varones con discapacidad”.

Por otra parte, Agustín Huete ha subrayado que los hogares, fuente principal de apoyo para las mujeres con discapacidad, presentan también importantes espacios de discriminación hacia las mujeres, ya que son quienes se ocupan fundamentalmente de la prestación de apoyos; al mismo tiempo que ha asegurado que las diferencias en los indicadores de exclusión social entre mujeres con y sin discapacidad “son inferiores a las diferencias entre varones con y sin discapacidad”.

Por último, Agustín Huete ha planteado una serie de propuestas para reducir la pobreza y la exclusión de las mujeres con discapacidad, como asegurar el cumplimiento de la Convención de la ONU en relación a sus derechos; fortalecer la inclusión laboral a través de medidas específicas; atender la situación de mujeres mayores con discapacidad que presentan generalmente situaciones de extrema pobreza; o promover el empoderamiento, especialmente en el acceso a espacios de participación ciudadana.

También ha propuesto impulsar medidas especiales relacionadas con pobreza y exclusión social en el II Plan de Acción de Mujeres con Discapacidad 2013-2016 del CERMI; realizar estudios específicos sobre pobreza y exclusión de mujeres con discapacidad en diferentes contextos; promover la renovación y actualización de las fuentes estadísticas sobre discapacidad; y considerar la discapacidad en aquellas fuentes estadísticas relacionadas con la medición de la calidad de vida y/o exclusión social.

“La discapacidad no es un fenómeno individual, es un fenómeno social. Por eso hay que incidir en medidas que afecten al ámbito privado”, ha aseverado.

Publicado en Blog

 

 

El CERMI ha comenzado a elaborar un estudio para determinar las causas de la mayor pobreza y exclusión social que sufren las mujeres y niñas con discapacidad en España respecto de los varones con discapacidad y también de la población sin discapacidad.

Logo CERMI semanalLa información más reciente sobre discapacidad en España indica que los niveles de formación, actividad laboral y desempleo de las mujeres con discapacidad son sensiblemente inferiores a los de los varones (ambos a su vez, inferiores a los del resto de la población). Aunque las diferencias en algunos de estos ámbitos tienden a reducirse en comparación con los varones con discapacidad, mujeres y población sin discapacidad general, éstas son aún considerables.

En nuestra sociedad persisten, por tanto, elementos discriminatorios hacia la mujer que afectan extraordinariamente a las mujeres y niñas con discapacidad. De hecho, la discapacidad en sí misma es un fenómeno estrechamente relacionado con la variable de género. La discriminación contra la mujer con discapacidad, además, no ha de ser observada solamente en contraposición con la situación de los varones, sino comparada también en referencia a las mujeres sin discapacidad.

Todas estas razones, agudizadas por la situación de crisis que vive España desde hace años, aconsejan realizar un análisis pormenorizado sobre la realidad de la pobreza y exclusión social de las mujeres y niñas con discapacidad en nuestro país, de manera específica que arroje resultados que permitan tomar las mejores decisiones políticas para combatir esta situación.

Publicado en Blog

 

La Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica y la Confederación Estatal de Mujeres con Discapacidad quieren aprovechar la conmemoración del Día Internacional de las Mujer para reivindicar el ejercicio real de los derechos de ciudadanía de las más de dos millones de mujeres con discapacidad de nuestro país.

Ambas entidades llaman la atención sobre el hecho de que hayan pasado más de dos siglos desde la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadanía, redactada en 1791 por Olympe de Gouges, y todavía sigan perdurando “muchas de sus reivindicaciones y manteniendo la esperanza de una sociedad que devuelva la dignidad, el respeto, la justicia, la igualdad de trato y de oportunidades a las mujeres, en general y a las mujeres con discapacidad de forma especial, como colectivo al que la sociedad, con sus estigmatizaciones legislaciones y costumbres, ha convertido un grupo mucho más vulnerable, agravada por la situación actual que estamos atravesando”.

Para lograr la plena ciudadanía de las mujeres con discapacidad, el reconocimiento de sus derechos y su participación en igualdad en una sociedad que respete la diversidad, Cocemfe y Cemudis consideran inviable apoyar medidas que pongan en peligro los avances históricos alcanzados hasta la fecha en esta materia, ya que “la sociedad no es un mercado, ni las personas piezas intercambiables de un engranaje donde solo cuente la producción y el lucro”.

Cocemfe y Cemudis critican los argumentos que insisten en la insostenibilidad del Estado del Bienestar y apuestan por un modelo de sociedad en el que los derechos humanos sean el discurso y la práctica que marcan el día a día.

Ante las actuales circunstancias que atraviesa el país, ambas organizaciones consideran necesario que los dirigentes políticos de todos los niveles hagan cumplir la normativa aprobada con la finalidad de no incrementar la precariedad y la pobreza de las mujeres con discapacidad; y remuevan los obstáculos existentes para que la igualdad de trato y de oportunidades sea una realidad dentro de este colectivo.

 

Red de servicios especializados

Igualmente, Cocemfe y Cemudis estiman necesario el mantenimiento de una red de servicios especializados en materia de prevención y tratamiento de casos de violencia que tenga en cuenta la realidad de las mujeres con discapacidad, y que la Ley de Autonomía Personal y Dependencia cuente con los recursos necesarios para ser un pilar fundamental en la emancipación y vida independiente de las mismas.

Otras reivindicaciones de estas organizaciones son que se garantice la existencia de un sistema sanitario, universal, público y gratuito, que sea accesible para las mujeres con discapacidad; así como un sistema público de pensiones que permita a las mujeres del colectivo llevar una vida digna, sin tener que recurrir a modelos privados de gestión.

Asimismo, Cocemfe se adhiere a las reivindicaciones del sector de la discapacidad realizadas por el Cermi que reclaman una revisión de la legislación para garantizar la no discriminación de las niñas y mujeres con discapacidad, el igual reconocimiento ante la ley y su capacidad jurídica como ciudadanas de pleno derecho.

El Cermi, entre otras cuestiones, también demanda el impulso de acciones positivas a favor de la contratación y permanencia en el empleo de las mujeres con discapacidad, con mejoras en la conciliación de la vida laboral y personal; así como incrementar la participación en la vida política de mujeres del colectivo de cara a las elecciones al Parlamento Europeo de 2014.

Publicado en Blog

 

Instituciones y asociaciones deberían fomentar el debate sobre la sexualidad en las mujeres con discapacidad, algo de lo que apenas se habla en Canarias ya que, por lo general, la presión social y familiar provoca la infantilización de este colectivo, al que se ve como asexual.

Así lo indica en una entrevista a la Agencia Efe Yaiza Afonso Higuera, responsable del área de Igualdad de la Coordinadora de Personas con Discapacidad Física de Canarias, quien señala que "la mujer con discapacidad está infantilizada" y la sociedad la ve principalmente de una manera estereotipada, como un sujeto asexual.

Esta visión influye en la forma de desarrollarse de las mujeres con discapacidad, pues por un lado la familia las coarta y les impide ejercer su libertad de conciencia y de elección, y por otro ellas, más que los hombres, están tan guiadas por los parientes que incluso les dicen cómo tienen que cortarse el pelo.

"No las han educado para ser seres autónomos e independientes" y esto también provoca "un desastre a nivel sexual" porque la sexualidad "es un todo: no sólo implica tener sexo sino la relación con los demás, el trabajo del cariño y del afecto", resume Yaiza Afonso.

Sin embargo, al no haber diálogo sobre este asunto no se permite la maduración de una persona con discapacidad, la capacidad de poder vivir una sexualidad plena desde el afecto básico hasta las relaciones íntimas en sí, el derecho al amor a la pareja y a poder tener una planificación familiar.

Pero la responsable de Igualdad de la Coordinadora de Personas con Discapacidad Física de Canarias advierte también de que la sexualidad en este colectivo no puede ser igual a una planificación familiar forzosa o una educación sexual "para menores".

Otro factor que influye en este asunto es el concepto de belleza en la sociedad, que es "sesgado, cerrado y dictatorial", de tal forma que hay gente que no percibe como atractiva a una persona con movilidad reducida o con otra discapacidad.

De hecho, relata una anécdota que le sucedió a un miembro de la coordinadora, quien presenció como una mujer exclamaba su pena por ver en silla de ruedas "a una chica muy guapita". Quien presenció la escena se preguntó si una persona con poca movilidad "no puede ser sexy".

Esta postura coarta que un hombre o una mujer se fijen y vean a otras personas con discapacidad como a unos seres "de los que te puedes enamorar, disfrutar o tener una amistad", explica Yaiza Afonso.

Otra cuestión que comienza a ser debatida, aunque "muy poco" en Canarias, es la relacionada con los deseos sexuales de personas con grandes discapacidades, que apenas se pueden mover o con nula movilidad, y si acaso se plantea el asunto es casi siempre para referirse a la sexualidad masculina.

Para la representante de la coordinadora, se debería incorporar el debate sobre sexualidad y discapacidad "de manera transversal" en todas las asociaciones del colectivo y en todas las instituciones, de forma que haya una perspectiva sobre esta cuestión en todos los proyectos.

También se debe debatir sobre la planificación familiar en el colectivo de personas con discapacidad, pues a menudo se fomenta la ligadura de trompas en las mujeres sin consultarlas, sobre todo si padecen una discapacidad psíquica.

Por el contrario, apunta Yaiza Afonso, habría que fomentar la discusión sobre el derecho a ser madres de las mujeres con discapacidad y hay que fomentar la conciencia en el propio colectivo para no tratarlo de una manera asistencial, sino constructiva y de reflexión.

Debe ser el colectivo mismo el que propicie el debate, hable y cuente sus cosas, de tal manera que las leyes no las hagan "sólo" quien no tiene una discapacidad, añade.

A su juicio, parte del problema es que en general este colectivo está infantilizado y las discapacidades son múltiples, pues a menudo se suman las intelectuales, las psíquicas y las físicas, y además "en conjunto tiene que haber un cambio para ver a las personas con discapacidad como iguales".

Agrega Yaiza Afonso que el 8 de marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer, se celebrará un acto destinado a mujeres con discapacidad en el que se tiene previsto presentar un estudio sobre su situación en Tenerife.

Además el Instituto Canario de Igualdad también ha previsto abordar a lo largo de este año la educación afectivo-sexual "y la invisibilidad" de la sexualidad en las mujeres con discapacidad dentro del programa "Mujeres que cuentan".

Fuente: Canarias 7

Enlace de la nota: http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=292844

 

Publicado en Blog
Página 1 de 2
  • InterSocial cuenta con profesionales especializados en consultoría e investigación social, así como con una amplia red de colaboradores especializados en diversas materias, que conforman un equipo sinérgico que integra un amplio caudal de conocimiento, una dilatada experiencia y una alta capacidad de innovación.

    Entre sus profesionales dispone de sociólogos, psicólogos, economistas, gerontólogos, y otros profesionales que garantizan una óptima calidad de servicio.