Hace pocas décadas, eran escasas las personas con síndrome de Down que vivían más de 30 años. Hoy, llegan a los 60 años sin dificultad. Superada dicha conquista social, el reto actual consiste en mantener sus logros, sobre todo, seguir activos y autónomos. El psicólogo y director del Instituto de Gerontología de Madrid, Gonzalo Berzosa, invitado por la Asociación Down-Isabel Orbe reflexionó en Vitoria sobre este escenario. «El envejecimiento no depende sólo de los genes, sino de la biografía personal», asegura.

-Por primera vez en la Historia, las personas con síndrome de Down están envejeciendo. ¿a qué se debe?

-Hasta hace poco tiempo, las personas con síndrome de Down sólo tenían pasado y presente. Hoy, gracias a la educación, la atención temprana, su inclusión en el mundo laboral, su formación permanente y a su visibilidad social, están envejeciendo. Por lo tanto, habrá que empezar a pensar en cómo va a ser el escenario de futuro de estas personas que hoy día tienen 30 años y llegarán a los 60 o más años.

-Esta situación trae varios interrogantes
-Surgen preguntas sobre cómo, con quién y dónde van a envejecer o a qué edad se tendrán que jubilar. Pero el reto ya no es envejecer, sino garantizar todo lo alcanzado, sobre todo la autonomía y seguir activo.

-¿Ya no es la edad el termómetro del bienestar?
-El envejecimiento no depende sólo de los genes, sino de la biografía, de lo que hemos hecho, de la trayectoria vital de cualquier persona, tenga o no síndrome de Down.

-¿Y cómo se envejece activamente?
-Con seguridad, salud y participación. Hay que mantenerse con la cabeza activa y no encerrado en melancolías, depresiones y pensamientos pasados.

«Educación inclusiva»

-¿Funciona igual para todos?
-En el caso de las personas con discapacidad intelectual, es vital que desde pequeñitos se les estimule, tengan una educación inclusiva, entren en el mundo laboral y compartan vida comunitaria con el entorno. Por lo demás, estos principios sirven igual.

-¿Este colectivo es más vulnerable a algún trastorno por el hecho de envejecer?
-Los expertos dicen que determinados síntomas se dan en edades más tempranas. Por ejemplo, las caídas, la obesidad, la pérdida de audición o visión se dan con más frecuencia y unos cuantos años antes que en el resto de ciudadanos.

-¿Hay alguna receta para la longevidad?
-Hay que cuidarse, hay que mantenerse activo en mente y cuerpo y fomentar vínculos y relaciones. Hay una edad cronológica y otra que tiene que ver más con las ilusiones, las emociones o proyectos y, desde luego que ambas edades no van a la par. Uno envejece más rápidamente cuanto más se aparta del mundo que le rodea.

-De estos tres ejes, ¿cuál es el más difícil para las personas mayores con síndrome de Down?
-El relativo a las relaciones sociales. Son personas que han estado siempre muy arropadas. Las propias familias son las que tienen que ir rompiendo ese cordón umbilical. Proteger es int
eresante pero sobreproteger tiene un efecto dañino.

Fuente: elcorreo.com. Edición Álava

Publicado en Blog

DOWN ESPAÑA ha presentado el II Plan de Acción para Personas con síndrome de Down en España, una guía de actuación integral para el colectivo que constituye una referencia de trabajo para todos aquellos profesionales, instituciones y organismos que prestan apoyo a las más de 34.000 personas con síndrome de Down que viven en nuestro país.

Este II Plan de Acción, que se ha elaborado gracias a la colaboración de la Obra Social de CAJA MADRID y de la Fundación ONCE, enfatiza la dimensión de la autonomía personal del colectivo, entendida como confianza y respeto a las preferencias, opiniones y decisiones las personas con síndrome de Down por encima de cualquier otro fundamento.

Se ha realizado un análisis de las necesidades y demandas del colectivo, utilizando información estadística actualizada y contando con la participación de más de un centenar de personas entre familias, profesionales, y personas con síndrome de Down.

Descargar "II Plan de Acción para Personas con síndrome de Down en España"

Publicado en Documentos
Página 4 de 4