Jueves, 10 de Marzo de 2016 12:52

DOWN ESPAÑA lanza su campaña para el Día Mundial del Síndrome de Down

Vota este articulo
(1 Voto)

Imagen del video de DOWN ESPAÑA‘El reencuentro’, la esperada campaña de DOWN ESPAÑA para el Día Mundial del Síndrome de Down.

Pone de manifiesto valores entre los que priman la amistad, la normalización, y lo más importante: que la felicidad no entiende de cromosomas.

Para conmemorar el Día Mundial del Síndrome de Down, que se celebra el próximo lunes 21 de marzo, DOWN ESPAÑA lanza ‘El reencuentro’, su nueva y esperada campaña para aumentar la sensibilización social y la visibilización de las personas con esta discapacidad intelectual.

La protagonista de la campaña es Sofía, una adolescente con síndrome de Down que cierto día encuentra a su abuelo repasando con melancolía fotos de su juventud. La joven, al darse cuenta de que su abuelo echa de menos a sus antiguos amigos, urdirá un plan para reunir de nuevo al grupo de camaradas: usar las redes sociales para contactar con los nietos de estos y, entre todos, preparar una “reunión sorpresa”.

Se trata de una emotiva historia que busca acercar a la sociedad la forma de ser de las personas con síndrome de Down, mostrando sus aptitudes, cualidades y valía. Pero, sobre todo, el vídeo pretende subrayar un valor siempre destacado por los familiares, compañeros y personas que conocen a alguien con esta discapacidad intelectual: la preocupación que demuestran por el bienestar de todos los que les rodean y la enorme capacidad que tienen para hacer felices a los demás.

Además el anuncio pone de manifiesto una positiva e incontestable evidencia: el enorme grado de inclusión, respeto y tolerancia hacia la discapacidad que tienen hoy en día los niños y jóvenes españoles. Porque, aunque en la campaña sean los abuelos quienes reciben el regalo de reunirse después de tantos años, los verdaderos protagonistas son sus nietos, que a través de sus acciones y colaboración demuestran unos enormes valores entre los que priman la amistad, la normalización y lo más importante: que la felicidad no entiende de cromosomas. Fuente: DOWN ESPAÑA.

Más información