Viernes, 08 de Marzo de 2013 08:22

Las mujeres con discapacidad piden un ejercicio real de los derechos de ciudadanía

Vota este articulo
(1 Voto)

 

La Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica y la Confederación Estatal de Mujeres con Discapacidad quieren aprovechar la conmemoración del Día Internacional de las Mujer para reivindicar el ejercicio real de los derechos de ciudadanía de las más de dos millones de mujeres con discapacidad de nuestro país.

Ambas entidades llaman la atención sobre el hecho de que hayan pasado más de dos siglos desde la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadanía, redactada en 1791 por Olympe de Gouges, y todavía sigan perdurando “muchas de sus reivindicaciones y manteniendo la esperanza de una sociedad que devuelva la dignidad, el respeto, la justicia, la igualdad de trato y de oportunidades a las mujeres, en general y a las mujeres con discapacidad de forma especial, como colectivo al que la sociedad, con sus estigmatizaciones legislaciones y costumbres, ha convertido un grupo mucho más vulnerable, agravada por la situación actual que estamos atravesando”.

Para lograr la plena ciudadanía de las mujeres con discapacidad, el reconocimiento de sus derechos y su participación en igualdad en una sociedad que respete la diversidad, Cocemfe y Cemudis consideran inviable apoyar medidas que pongan en peligro los avances históricos alcanzados hasta la fecha en esta materia, ya que “la sociedad no es un mercado, ni las personas piezas intercambiables de un engranaje donde solo cuente la producción y el lucro”.

Cocemfe y Cemudis critican los argumentos que insisten en la insostenibilidad del Estado del Bienestar y apuestan por un modelo de sociedad en el que los derechos humanos sean el discurso y la práctica que marcan el día a día.

Ante las actuales circunstancias que atraviesa el país, ambas organizaciones consideran necesario que los dirigentes políticos de todos los niveles hagan cumplir la normativa aprobada con la finalidad de no incrementar la precariedad y la pobreza de las mujeres con discapacidad; y remuevan los obstáculos existentes para que la igualdad de trato y de oportunidades sea una realidad dentro de este colectivo.

 

Red de servicios especializados

Igualmente, Cocemfe y Cemudis estiman necesario el mantenimiento de una red de servicios especializados en materia de prevención y tratamiento de casos de violencia que tenga en cuenta la realidad de las mujeres con discapacidad, y que la Ley de Autonomía Personal y Dependencia cuente con los recursos necesarios para ser un pilar fundamental en la emancipación y vida independiente de las mismas.

Otras reivindicaciones de estas organizaciones son que se garantice la existencia de un sistema sanitario, universal, público y gratuito, que sea accesible para las mujeres con discapacidad; así como un sistema público de pensiones que permita a las mujeres del colectivo llevar una vida digna, sin tener que recurrir a modelos privados de gestión.

Asimismo, Cocemfe se adhiere a las reivindicaciones del sector de la discapacidad realizadas por el Cermi que reclaman una revisión de la legislación para garantizar la no discriminación de las niñas y mujeres con discapacidad, el igual reconocimiento ante la ley y su capacidad jurídica como ciudadanas de pleno derecho.

El Cermi, entre otras cuestiones, también demanda el impulso de acciones positivas a favor de la contratación y permanencia en el empleo de las mujeres con discapacidad, con mejoras en la conciliación de la vida laboral y personal; así como incrementar la participación en la vida política de mujeres del colectivo de cara a las elecciones al Parlamento Europeo de 2014.